Proyecto Educativo

Descargar Texto completo

Nuestra Visión

El fundamento de la Comunidad Educativa es descubrir, internalizar y comprometerse con Jesucristo, su Mensaje y el Magisterio de la Iglesia.
Formar una comunidad con padres, alumnos, profesores, administrativos y auxiliares, donde la convivencia, la comunicación plena y la colaboración fraterna se basen en la caridad, la verdad, el respeto, la confianza, la alegría, la tolerancia y la empatía.
Conformar una Comunidad Educativa con la familia -núcleo básico de la sociedad- valorando a los padres como primeros educadores de sus hijos.
Colaborar en la formación de los alumnos en los valores del Evangelio, para desarrollar su vocación y proyecto de vida, personal y social para liderar la construcción de una sociedad democrática, libre, justa y respetuosa del medio ambiente.
Estimular en los alumnos el desarrollo de todas sus capacidades y dimensiones, en forma equilibrada y armónica, de modo que, haciendo una síntesis entre fe y vida, y entre fe y cultura, sean capaces de insertarse positivamente como agentes de cambio social.
Lograr que todo miembro de la comunidad sea responsable de sus actos y las consecuencias que ellos traen.
Lograr que todos los alumnos adquieran un espíritu crítico y una actitud positiva frente a la vida.
Lograr que cada alumno alcance niveles de aprendizaje, a través de un currículo de excelencia centrado en el desarrollo de habilidades y competencias, que posibiliten la autorrealización y la prosecución de estudios superiores para una efectiva inserción profesional en la sociedad

Nuestra Misión

Somos una comunidad educativa católica que, al reconocer en la persona del alumno la razón de ser del proceso educativo, tiene por misión promover su excelencia personal, para que, como cristiano, asuma un compromiso con la evangelización de la cultura, participando y liderando  la construcción de una sociedad más justa y solidaria. Queremos acompañar a nuestros alumnos en su crecimiento, para que logren ser:

  • Hombres y mujeres líderes de nuestra sociedad.
  • Hombres y mujeres dueños y dueñas de sí mismos y de su actuar, lo que les permitirá desarrollar un proyecto de vida amplio y trascendente.
  • Hombres y mujeres capaces de dar lo mejor de sí por su vida, su familia y su comunidad.
  • Hombres y mujeres que se comprometan con el devenir de la sociedad y que asuman el desafío de ser gestores de cambio.

Nuestros Valores Institucionales

Fe

El valor de la Fe entendida como respuesta del hombre a Dios, que se revela y entrega a él, dándole una luz sobreabundante en la búsqueda del sentido último de su vida. Este deseo está inscrito en el corazón del hombre, porque ha sido creado por Dios y Él no deja de atraerlo hacia sí.  Sólo en Dios encontrará la verdad y la dicha que no deja de buscar.


Es un regalo de Dios, más que una conquista del corazón.

Trascendencia

La trascendencia es aquello que se encuentra por sobre lo puramente inmanente. Es la propiedad de la persona por la cual no permanece cerrada en sí misma ni se agota en ella su ser y actuar. La trascendencia supone, por tanto, la superación de la inmanencia y el desarrollo de la persona más allá de su propia limitación.

Honestidad

La honestidad es una cualidad humana consistente en comportarse y expresarse con coherencia y sinceridad, y de acuerdo con los valores de verdad y justicia. En su sentido más evidente, la honestidad puede entenderse como el respeto a la verdad en la relación de la persona consigo misma, con el mundo, los hechos y las demás personas.

Respeto

El respeto es el reconocimiento del valor inherente y de los derechos innatos de las personas como criaturas de Dios. Éstos deben ser reconocidos como el foco central para lograr que las personas se comprometan con un propósito más elevado en la vida.
El respeto faculta al hombre para reconocerse y reconocer en los demás su dignidad, apreciando y valorando su cualidad y derechos.
El respeto, que debe ser el centro de toda relación humana, se manifiesta de manera especial hacia las leyes y la autoridad como sucede con los hijos y sus padres o los alumnos con sus maestros.

Solidaridad

Se define solidaridad como la adhesión voluntaria a una causa de otros.
Para nosotros su fuente es el mandato de Jesucristo: “ámense los unos a los otros como yo los he amado”.
La solidaridad une a los que se consideran afectados por los mismos problemas, luchando por iguales intereses. Permite abrir la mirada hacia el sufrimiento del otro y actuar en beneficio de él.
Aúna las voluntades hacia objetivos colectivos.

Responsabilidad

Es la condición humana por la cual cada persona debe responder y asumir las consecuencias de sus actos.
La responsabilidad de los seres humanos que viven en una comunidad supone que puede exigírseles responder por un hecho causado por ellos, de manera intencional o no.
La responsabilidad es una virtud por excelencia de los seres humanos libres. Toda acción libre supone responder luego por ella.

Justicia

La justicia es la virtud moral que consiste en la constante y firme voluntad de dar al prójimo lo que es debido.
La justicia no es el dar o repartir cosas a la humanidad, sino el saber decidir a quién le pertenece esa cosa por derecho.
La justicia es la voluntad constante de dar a cada uno lo que es suyo. Es aquel sentimiento de rectitud que gobierna la conducta y que hace acatar debidamente todos los derechos de los demás.
Todas las personas deben ser tratadas como hijos del Creador sin ninguna discriminación o preferencia.

Perfil del Alumno del Colegio San Marcos

El alumno del colegio San Marcos es un hijo de Dios en proceso de formación, centro de nuestro quehacer educativo, que tiene como objetivo alcanzar la plenitud de sus talentos para descubrir y desarrollar la misión a la que está llamado.

Los rasgos que lo caracterizan son los siguientes:

Evangelizador

Es una persona que, conociendo y comprendiendo las enseñanzas de Cristo expuestas en el Evangelio, las incorpora a su vida personal siendo capaz de transmitirlas a las personas que conforman su comunidad. Asimismo, aceptando y recibiendo los sacramentos de la Fe católica, vive de acuerdo a ellos.

Solidario

Es una persona que, siendo capaz de superar su individualismo, puede establecer y mantener una relación de colaboración y cooperación con los demás. Por tanto puede adherir a una causa o empresa para lograr objetivos que permitan el bienestar de una persona o grupo de personas. Ser solidario supone un elevado desarrollo de la propia personalidad así como un alto grado de conciencia colectiva (sensibilidad frente a los problemas de la sociedad y del mundo).

Íntegro

Es una persona que ha incorporado a su vida los valores positivos de la cultura cristiana occidental y que actúa en conformidad con ellos. Es una persona que integra de manera armónica en su vida las dimensiones espiritual, biológica, psicológica afectiva, volitiva e intelectual, que mantiene en todo momento el control de sus actos lo que, además de permitirle su crecimiento personal, favorece el ambiente social en el que vive.

Seguro

Es una persona que, en el desarrollo de su personalidad, ha logrado conocer las dimensiones que la constituyen (espiritual, biológica, psicológica afectiva, volitiva e intelectual) y, al integrarlas de manera armónica, reconoce sus capacidades y las valora, así como trabaja para superar sus limitaciones. Al conocimiento de sí se suma el conocimiento del mundo que le rodea. Esto le lleva a tomar decisiones adecuadas y actuar con confianza en sí mismo. Esta confianza le permite erigirse como líder o conductor de grupos y procesos.

Organizado

Es una persona que ha logrado desarrollar la capacidad de ordenar sus ideas y acciones en una estructura jerárquica que le permite priorizar unas sobre otras. Desarrolla esquemas y modelos mentales para ordenar sus compromisos y deberes, los que cumple de acuerdo a una planificación previa. No improvisa sus acciones ni deja al azar sus decisiones, sino que éstas obedecen a un proceso de ordenamiento previo. Tiene la capacidad de anticiparse y prever los acontecimientos, lo que le permite planificar, presupuestar y hacer proyectos a futuro. Tiene una especial condición para distribuir adecuadamente sus actividades en el tiempo que dispone para ellas. Es capaz de emprender, crear sus propias empresas y administrarlas eficientemente

Tolerante

Es una persona que posee la capacidad de aceptar y respetar las ideas y comportamientos distintos a los propios. Reconoce que no posee la verdad absoluta y que los demás pueden tener razones valiosas en sus opiniones. Valora el diálogo como la instancia que permite reconocer las legítimas diferencias y alcanzar consenso. Está dispuesto a convivir fraternalmente con personas de condiciones sociales, culturales, étnicas, políticas y religiosas distintas de las propias, respetando la diversidad. Ser tolerante ayuda al ser humano a realizarse como persona, a aprender a convivir en paz y a construir una sociedad más justa y humana.

Indagador

Es una persona que no se conforma con el conocimiento superficial ni con información infundada, por el contario siente la necesidad de buscar más allá de lo aparente. Tiene una disposición permanente de búsqueda de la Verdad lo que le entrega la capacidad de explorar e investigar en todo momento y en todo orden de cosas. Mantiene viva la capacidad de asombro y admiración del mundo que le rodea y utiliza las herramientas tecnológicas como instrumentos al servicio del descubrimiento de nuevas realidades que puedan hacer mejor la vida en el planeta.

Pensador

Es una persona que ha desarrollado la “inteligencia interiorizada”, vale decir que posee la capacidad de resolución de problemas de manera abstracta haciendo uso de ideas y conceptos, relacionándolos entre ellos para construir juicios y desarrollar razonamientos. Tiene la facultad de incorporar a sus esquemas cognitivos previos, nuevas ideas y teorías y adecuar éstas a aquéllos. Manifiesta la habilidad para resolver de manera creativa (divergente) situaciones problemáticas cotidianas. Es innovadora porque utiliza el pensamiento creativo para proponer soluciones nuevas y más eficientes que las ya existentes.

Autónomo

Es una persona que ha alcanzado un nivel de desarrollo moral (de la heteronomía a la autonomía) que le permite decidir por sí mismo lo que es correcto y lo que debe hacer en cada momento. Ya no se comporta sólo por satisfacer sus necesidades, por temor o por la influencia de los otros, sino que actúa por sí misma mediante la reflexión, el convencimiento personal y el respeto a los demás. Tiene conciencia de su libertad y, por tanto, de sus límites, lo que le hace responsable de sus decisiones y actos. Esto implica que responde por ellos y asume las consecuencias que se deriven. Su orientación moral se basa en valores universales que se pueden resumir en el siguiente enunciado: “La persona es un valor absoluto, un fin en sí mismo, por tanto posee dignidad, lo que significa que es sujeto y nunca puede ser tratada como objeto o instrumento para los fines de otros”. Es capaz de definir sus propias normas, basadas en el principio anterior, pudiendo, en ocasiones, no estar de acuerdo con normativas sociales por considerarlas contrarias a sus principios. Posee iniciativa para decidir, proponer y llevar a cabo acciones que tiendan al progreso personal y social.

Perfil del Profesor del Colegio San Marcos

El profesor es un profesional que conoce y adhiere al Proyecto Educativo del Colegio San Marcos, lo que se manifiesta en su estilo de trabajo, haciéndolo vida en la relación con los alumnos y toda la comunidad educativa.

El profesor es el educador en quien se confía el proceso de enseñanza - aprendizaje de habilidades y contenidos disciplinarios con la finalidad de facilitar el desarrollo, en cada alumno, de las dimensiones cognitiva, afectiva, social, física y espiritual. Es el responsable final de los aprendizajes de sus alumnos.

Se caracteriza por:

  • Manifestar en su actuar los valores del Evangelio.
  • Reconocer la Educación como un pilar fundamental de la construcción de la sociedad y, como profesional de excelencia, asumir responsablemente los desafíos que ello implica.
  • Establecer una relación respetuosa, orientadora, afectiva, cercana y dialogante con sus alumnos y demás integrantes de la comunidad.
  • Creer en el potencial de cada uno de sus alumnos y en la capacidad de desarrollarlo al máximo.
  • Favorecer en sus alumnos el desarrollo de habilidades del pensamiento a través de los contenidos disciplinarios.
  • Asumir la responsabilidad de los logros de aprendizaje de sus alumnos.
  • Ser flexible y creativo en todas las etapas del proceso de enseñanza-aprendizaje, perfeccionándose permanentemente en su especialidad y en el uso de metodologías innovadoras.
  • Evaluar permanentemente su acción educativa para mejorar su práctica docente.
  • Tener la convicción de que el trabajo en equipo permite el logro de las metas del Proyecto Educativo y actuar en consecuencia.
  • Participar y comprometerse activamente en las actividades de la comunidad educativa.
  • Reconocer y valorar los logros de los integrantes de la comunidad, contribuyendo con ello a un buen clima organizacional.
  • Realizar el trabajo administrativo, dando cuenta oportuna de todas las responsabilidades que se le asignan.

Perfil del Profesor Jefe

El profesor Jefe es un educador del Colegio San Marcos a quien se le entrega la responsabilidad de animar, impulsar y orientar la formación personal de los alumnos y la formación comunitaria de un curso, tanto en lo cognitivo como en lo afectivo, espiritual y social.

Los rasgos que lo caracterizan son los siguientes:

  • Se relaciona de forma respetuosa, orientadora, afectiva, cercana y dialogante con alumnos y padres.
  • Ejerce un liderazgo que facilita el desarrollo de una comunidad con su curso, junto a los padres y el colegio.
  • Cumple con las responsabilidades académicas, pastorales, orientadoras y administrativas necesarias para desarrollar su labor.

Perfil del Padre y Apoderado del Colegio San Marcos

Los padres de familia junto con colaborar con el colegio, aceptan plenamente su concepción educativa, tienen nítida conciencia de su papel como educadores, que no deben delegar pues poseen un compromiso de capital importancia en el proceso de enseñanza aprendizaje de sus hijos.

  • Adhieren a los valores y principios que orientan la acción educativa del Colegio San Marcos.
  • Siendo los padres quienes optaron por el Colegio San Marcos, esperamos que su pensar, sentir, discernir y actuar sea en concordancia con el Evangelio de Jesucristo.
  • Siendo los padres los principales responsables de la formación de los hijos, esperamos que la educación impartida desde el hogar sea coherente con la que el colegio entregue a los niños / as y jóvenes.
  • Siendo el Colegio San Marcos una opción de los padres de familia, respetan la orientación religiosa del Colegio, aceptando y comprometiendo su participación en las acciones litúrgicas y respetando las opciones sacramentales de sus hijos.
  • Es necesaria la adhesión de los padres y apoderados de los alumnos y alumnas de nuestro colegio a los valores propuestos en este Proyecto educativo.
  • Se comprometen como guías en el proceso educativo de sus hijos.
  • Los padres son los guías del proceso educativo de sus hijos y los educadores, los acompañantes y facilitadores de dicho proceso, siempre en comunicación permanente.
  • Los padres y apoderados comprenden y apoyan la participación de sus hijos e hijas en las acciones educativas promovidas por el Colegio.
  • Los padres se interesan, conocen y acompañan el proceso o etapa evolutiva por el cual su hijo va desarrollándose.
  • Se interesan en profundizar en el conocimiento de su hijo y en las formas de provocar una mejor comunicación.
  • Los padres son personas que pueden apoyar a sus hijos en el hogar, a través de estilos de comunicación significativos, por los cuales ellos aprenden a escuchar, a comunicarse, a ser empáticos y a expresarse con asertividad en un clima de respeto y afecto.
  • Los apoderados deben mantener, de manera imprescindible e ineludible, una permanente y fluida comunicación con el Colegio -a través del profesor jefe, mediante entrevistas, uso de la agenda o participación en reuniones de curso-, con el fin de tener una acción coordinada y efectiva entre familia colegio, permitiendo, con ello, favorecer el desarrollo integral del alumno(a). Participan e interactúan con sus pares en el ámbito de curso y de colegio.
  • Es necesaria la participación de los padres y apoderados en acciones comunitarias propuestas por el colegio o por iniciativa del Centro General de Padres, pues, través de ellas, dan testimonio del sentido de familia y promueven la comunicación y el diálogo de pareja, si la hubiera, para enfrentar la realidad de sus hijos, fortaleciendo la unidad familiar.